Looks Travel Viajes

NUESTRO VIAJE A LA INDIA (II)

DSC_0074-1

Buenos días de miércoles!

Ya sé que os prometí que publicaría el lunes, pero han sido una auténtica locura de días, de emociones, de cambios, de todo. :) Pero ya estoy de vuelta con la segunda parte de nuestro viaje. Antes que nada, muchísimas gracias por los comentarios que me habéis dejado, no os imagináis la ilusión que me hizo leerlos y saber que os había gustado el post ya que para mí es, sin lugar a dudas, uno de los más especiales que he escrito hasta ahora. :)

Nuestra primera noche en Anantapur

Al llegar a nuestra casita esa noche, recuerdo que no parábamos de hablar de cada momento del día, de lo que habíamos vivido, de lo que habíamos sentido, esos pequeños y toda la gente de la Fundación te hacen sentir tan feliz, tanto, ellos sin tener nada, luchan a diario por conseguir hacer grandes cosas y por ser felices. Son cosas que jamás olvidaré. Esa noche caímos rendidos del viaje y de la mezcla de emociones.

Inclusive Education

Al día siguiente nos levantamos y fuimos a desayunar a la cantina. Había comida algo más occidental y también comida India, bastante picante para nuestro paladar. Por las calles de la sede de la Fundación hay mogollón de perros, es más los hay por toda la India. Son perros abandonados, pero súper cariñosos, ahora me doy cuenta de que no tengo ninguna foto con ellos, pero me pasaba cada ratito que podía acariciándolos. Después de desayunar nos dirigimos hacia el Instituto de Educación Inclusiva de Anantapur. Se trata de un instituto donde estudian niños invidentes y niños con visibilidad a la vez, en la misma clase, se les imparte la misma materia al mismo tiempo. Yo no pude dejar de sorprenderme porque eso en nuestro país sería inviable.

inclusive education anantapur

A pesar de que en la India existen muchas diferencias entre razas y clases sociales, la Fundación Vicente Ferrer, hace una labor increíble a la hora de apostar por la igualdad y la solidaridad con el prójimo. Puede que os suene un poco a lo típico que se dice, pero nosotros pudimos sentir esa labor.

Y muchos igual os estaréis preguntando cómo pueden niños que no ven estudiar de la misma forma que otros que sí tienen ese privilegio. Básicamente, con el trabajo de muchos años y las aportaciones, este instituto ha conseguido tener su propia máquina de impresión en Braille. Además tuvieron hace años una voluntaria invidente que les enseño a utilizar programas de ordenador (hay aula de informática en el Instituto) en Braille y técnicas de estudio y enseñanza para niños invidentes. De esta forma los profesores pasan todos los textos del libro escolar a Braille y lo imprimen en el mismo instituto. A los chicos y chicas sin visibilidad se les enseña a escribir Braille desde pequeñitos así que no tienen problema de escribir y tomar apuntes durante la clase. inclusive education anantapur braille

Asistimos a una clase de apoyo (ya que el curso escolar oficialmente empezaba el lunes siguiente y estábamos a sábado, en la India el colegio es de lunes a sábado) y vimos cómo el profesor estaba haciendo un dictado. No os podéis imaginar lo rápido que escribían los niños y niñas a Braille. ¡Fue alucinante! Alucinante ver la rapidez con la que escribían y cómo compartían la misma clase sin ningún tipo de prejuicios y sin entorpecerse los unos a los otros. Nos explicaron que obviamente hay todo tipo de materias, ya que se trata de un Instituto que imparte el mismo programa de educación oficial que el resto de colegios estatales, y que cuando se imparten clases como gimnasia o que implican algún tipo de actividad que puede resultar complicada para los niños invidentes se hacen parejas, de forma que los niños con visibilidad hacen pareja con uno que no la tiene y entre los dos hacen la actividad. 
inclusive education anantapur ibai braille anantapur vicente ferrer inclusive education anantapur inclusive education anantapur

Una de las cosas que aprendí durante nuestra estancia es que no existen barreras ni obstáculos imposibles, que con esfuerzo y trabajo puedes lograr lo que quieras. Es algo que se respiraba en cada uno de los centros a los que acudimos. El deporte es una parte fundamental del trabajo que realiza la Fundación con los niños y con el deporte se les enseña también a cumplir metas y a superarse a sí mismos. De hecho compiten en Campeonatos estatales y consiguen grandes resultados. ¡Nos os imagináis con la cara de orgullo que muestran sus medallas! :)

La situación de la mujer

Nuestra segunda visita de ese día fue a un Centro de Mujeres Maltratadas. Nos explicaron que en la India sigue existiendo una fuerte diferencia de sexos, la mujer normalmente queda relegada a un segundo puesto, mientras que el hombre es el encargado de ser el “cabeza de familia”. Existe un gran número de mujeres que son maltratadas por sus maridos. Además en la cultura India siguen existiendo los matrimonios por conveniencia, es decir, que no se casan por amor, sino porque los padres lo deciden. Muchas niñas ya están casadas a los doce o trece años con un chico con el que deben pasar el resto de su vida. Además desde ese momento, la niña pasa a ser “propiedad” de la familia paterna. Por lo que muchas se ven solas y sufren exclusión, especialmente en las zonas más rurales y pobres.

Precisamente por eso la Fundación trabaja también en la atención a mujeres maltratadas. Al igual que en nuestro país, disponen de un número de teléfono gratuito, al que pueden llamar en caso de que se vean sometidas a agresiones o cualquier tipo de maltrato. Nos explicaron que la Fundación tiene contacto directo a su vez con la policía que es la encargada de recoger a esa niña o mujer inmediatamente tras la llamada en el lugar en el que se encuentre.  Una vez trasladada al centro recibe alojamiento, comida y ayuda psicológica. Pudimos hablar durante bastante tiempo con la Directora del Centro de Mujeres Maltratadas de Anantapur, ella nos explicó que no vienen para quedarse para siempre sino por el tiempo que lo necesiten, ellos las ayudan, las enseñan a coser y a fabricar incienso de forma que puedan luego ejercer y ganar su propio dinero gracias a ello. También desde el Centro intentan conocer qué es lo que ocurre y tratan con el marido y la familia para intentar solucionar el problema y trabajar en la conciliación con el fin de que no vuelva a ocurrir. Fue una visita algo dura porque sabes que esas mujeres no se encuentran en el mejor momento de sus vidas, pero también se les veía seguras y tranquilas por estar donde estaban y por estar aprendiendo un oficio.

fundación vicente ferrer costura fundación vicente ferrer

La mujer en el mercado laboral

Después de pasar un buen rato con las chicas del centro pusimos rumbo a un pueblo en el que no existen desigualdades y en el que la mujer ha tomado el poder sobre su propia vida. Una de las cosas que nos encantó de el trabajo que se realiza es que la Fundación no les “da el pan”, les enseña a fabricarlo. No va de parches ni de ayudas puntuales sino de construir futuros. En el pueblo que visitamos la Fundación ofreció préstamos a mujeres para que pudiesen comprar sus propias búfalas y les enseñaron a cuidarlas y a sacar la leche de la búfala para luego poder venderla y llevar un sueldo a casa mucho mayor del que conseguirían trabajando en las tierras de otras personas. Fue INCREÍBLE ver y sentir el orgullo con el que esas mujeres te contaban que ellas llevaban el dinero a casa y que eran dueñas de su propia búfala. Se me ponen los pelos de punta al recordar la sonrisa que se les dibujaba en la cara.

Además nos explicaron que tienen grupos para hacer charlas, una acción que ha funcionado para que muchas mujer expresen sus sentimientos y hablen de sus problemas. Ya que normalmente la mujer no cuenta ni lo que piensa ni lo que le pasa. Yo me sentí súper afortunada de que esas mujeres me contasen sus experiencias y cómo habían mejorado su vida y su futuro, y lo hacían con toda la naturalidad del mundo y felices por ello.

fundación vicente ferrer fundación vicente ferrer bufala fundación vicente ferrer bufala

Escuela Profesional de Idiomas de Mujeres

Ahora que lo recuerdo me resulta increíble que nos diera tiempo de hacer todo lo que hicimos, de pasar tanto tiempo con tanta gente. A medida que iban pasando las horas te empiezas a sentir parte de aquello, empiezas a ya no darte cuenta de las diferencias entre su cultura y la tuya. Durante la visita a la Escuela de Idiomas para mujeres nos dimos cuenta de que su día a día no es tan diferente al nuestro, puede que lo sea desde fuera, pero no desde dentro. Todos queremos perseguir nuestros sueños, en este caso, el de todas estas chicas era trabajar en la ciudad traduciendo textos o cualquier puesto de trabajo que tuviese que ver con la conexión con otros países. Voluntarios de diferentes puntos del mundo les enseñaban francés, español y alemán. Ahora también quieren incorporar portugués y japonés. Al entrar en la escuela había un mural enorme con nombres de un montón de diferentes ex alumnos que habían conseguido ese sueño y que trabajaban para diferentes empresas en la ciudad.

Me encantó la experiencia de hablar con todas esas chicas y charlar sobre en qué querían trabajar, qué les había llevado a querer aprender otro idioma. ¡Alguna se atrevió a hablar en castellano! ¡Fue increíble! :)

professional school for foreign languages vicente ferrer

Anantapur Sports Academy

La siguiente visita nos dejó con la boca abierta, especialmente a Ibai. Como os comenté el curso escolar comenzaba en apenas dos días, por lo que invitaron a Ibai a inaugurar el curso de Fútbol 2016/2017. Allí los niños están internos, es decir que durante el calendario escolar no viven con sus padres. Fue una cosa que a mí me llamó mucho la atención pero en la India es algo normal y las distancias son tan grandes que sería prácticamente imposible hacerlo de otra manera. ¡Los niños empiezan las clases a las 6 de la mañana! Ya que en las dos primeras horas realizan actividades deportivas o de refuerzo.

Ibai disfrutó como un niño chico, él lleva entrenando a chavales desde que tiene 11 años así que la idea de estar allí jugando con todos esos chicos fue increíble. :) Yo mientras observaba porque mi toque de balón es nefasto! Jajaja. Y también tuve la oportunidad de hablar con algunos de los mayores, unos auténticos apasionados del fútbol. :)

anantapur football academyanantapur sports academyanantapur football academyanantapur sports academy

Puesto que se trataba de la inauguración del curso, era como una auténtica fiesta. Tanto que nos colocaron unos collares de flores PRECIOSOS. Otra cosa que aprendimos en la India es que siempre es buen momento para celebrar algo y sacar la mejor versión de nosotros mismos. :)

anantapur sports academy

Ese día llegamos agotadísimos a la habitación pero TAN FELICES. Ya sé que soy repetitiva pero estoy segura de que cada persona que ha ido ha sentido lo mismo durante y después de su estancia.

Último día en Anantapur

Nuestra visita fue de tan sólo tres días, fue lo que nos recomendaron desde Bilbao. Aunque lo cierto es que nos quedamos con ganas de quedarnos más y de ir cada día al colegio a ayudar a los peques. Ojalá en el futuro podamos ir más tiempo como voluntarios. ¡Sería increíble!

El último día fue quizás el más duro para mí, fuimos a visitar un pueblo en el que inauguraban un nuevo centro para actividades de apoyo y refuerzo escolar, así como un punto de encuentro para las mujeres del pueblo. Me dio mucha pena no haberme llevado la cámara porque era todo precioso, pero nos habíamos dejado el cargador en Dubai y andábamos prácticamente sin batería. Así que sólo nos llevamos la cámara de vídeo. (Esta parte la podréis ver cuando consiga acabar de editar el vídeo jijiji). Aún así os muestro una de las fotos que saqué antes de que comenzara el acto con la cámara de vídeo.

fundación vicente ferrer

Ese día fue distinto, aunque se les veía felices, iban con sus mejores galas y celebraban la inauguración del centro por todo lo alto, no sé si fue el saber que ya nos íbamos de la India, que era nuestra última visita, o el qué, pero tras la visita me costó más aguantar y ser fuerte, me habría quedado con esos niños todo el día, y si me dejasen me los habría llevado conmigo a casa, jeje. :) De hecho me dio por preguntar por cómo funciona el tema de adopciones en la India y me contaron que no es nada fácil y que normalmente el Gobierno es que el que decide qué niños se pueden adoptar, ya que si el Estado cree que los padres de la criatura pueden hacerse cargo de los gastos del menor, no lo pueden dar en adopción. No sé si esto realmente funciona así o sólo ocurre para las zonas rurales. Pero fue lo que me contaron a mí allí.

Antes de marcharnos tuvimos la suerte de conocer a una preciosa familia y hacernos fotos con las niñas más cariñosas del mundo. :) Jeje. A Ibai y a mí se nos caía la baba con los tres.

fundación vicente ferrer fundación vicente ferrer fundación vicente ferrer Fundación vicente ferrer fundación vicente ferrer fundación vicente ferrerfundación vicente ferrer fundación vicente ferrer

Fue y siempre la recordaré como una experiencia absolutamente maravillosa. ¡Espero que os haya gustado! :)

Un besito enorme y feliz miércoles a todos/as!!

You Might Also Like

5 Comments

  • Reply
    Sheila
    3 agosto, 2016 at 10:08 am

    Buuaaaa guapaa vaya post el leerlo se me ponen los pelos de punta. Creo que ha tenido que ser duro el viaje pero a la vez super valioso para valorar lo que tenemos y al minimo problema nos quejamos de vicio. Muchas gracias por enseñarnos todo y felicidades por ser como sois!!!

  • Reply
    Marco
    3 agosto, 2016 at 2:07 pm

    Que cool eres Ingrid!
    Solo te falta organizar una gala benefica y traer a gente mas cool aun a Bilbao.
    Egocentrismo.

    • Reply
      ingrid
      29 agosto, 2016 at 10:00 am

      Jajaja. Oye pues no es mala idea lo de la gala benéfica, si algún día me animo ya te escribiré a tu correo (Iker…, o como te llames en realidad). Si no te gusta el blog o lo que escribo, ya sabes lo que tienes que hacer. No entres en él. Por cierto que a ti no te guste ayudar a los demás no significa que a los demás tampoco nos guste, por mucho que te cueste hacerte a la idea, hay gente que de verdad disfruta intentando hacer a otros feliz. Que tengas un muy buen día.

  • Reply
    Bambu16
    31 agosto, 2016 at 1:47 pm

    Muchas gracias por compartir vuestro viaje con nosotros! Te sigo por todas las redes sociales por las que puedo, y la verdad que me encanta seguir tu dia a dia (muchos pensaran que no tengo nada mejor que hacer, o que vida mas aburrida la mia para seguir la vida de otras personas, pero me encanta! y aseguro que tengo mi casa, mi vida, mi trabajo…).
    Mi pareja y yo, tenemos una niña apadrinada de Camboya, y la verdad que despues de apadrianarla nos informamos para poder traerla a Bilbao en verano y nos dijeron que con esa asociacion, Global Humanitaria, no era posible, ya que era un cambio muy brusco para los niños, venir y que les demos todo lo posible y despues del verano tener que volver a su pais y no tener nada, que lo que podiamos hacer era ir nosotros a conocerla, y esta dentro de mis planes…
    La verdad que vuestro viaje me da muchisima envidia, me encantaria hacer algo similar a lo vuestro, pero creo que psicologicamente no me veria capaz y lo pasaria fatal.
    Ojala existiera mas gente como tu!
    Gracias!!

    • Reply
      ingrid
      31 agosto, 2016 at 4:19 pm

      Holaaa!! Déjame decirte que yo pensaba igual, pensaba que no sería capaz, de hecho uno de mis miedos era cómo iba a poder encajar el hecho de que estábamos de luna de miel y visitaríamos más sitios con el estar con niños que sabía que no tenían casi nada en la vida. Pero sacas las fuerzas, no sé de dónde, pero las sacas, en mi caso sólo me vine abajo el último día cuando ya nos tocaba abandonar la India. También acabas entendiendo precisamente eso, que ellos quieren seguir viviendo donde viven y que al menos ellos tienen la ayuda de la Fundación que les ayuda muchísimo a tener una vida mejor. Yo también pregunté sobre adoptar allí y me dijeron que en la India es muy difícil, especialmente en zonas rurales como en las que estábamos nosotros, precisamente por el cambio que supone cultural y emocionalmente para los niños. Recuerdo que estuve hablando con una chica de la India que me decía que no entendía cómo nosotros comíamos cosas crudas (como ensalada por ejemplo) ya que ellos lo comen todo cocinado, es un ejemplo tonto, pero para ella eso era impensable, ‘qué asco’ me decía, y al final te acabas dando cuenta de que ellos simplemente tienen otro estilo de vida. Aún así, si me llegan a decir que podía adoptar allí te aseguro que estaría ya mismo con los trámites. Pero bueno…Al menos desde aquí y también con las visitas podemos ayudarles de alguna forma. Un besito enorme y me alegra muchísimo saber de que mi experiencia os sirve. :)

    Leave a Reply

    Próximamente…

    X