Looks Travel Viajes

NUESTRO VIAJE A LA INDIA! (I)

DSC_0395-1

¡Buenos días de sábado! :) 

Quería haber publicado este post mucho antes pero cuando me puse a hacerlo me di cuenta de que me iba a costar mucho, MUCHO, más redactarlo de lo que creía. Quería elegir bien las fotos, para poder enseñarnos cada parte de nuestro viaje y es que sois much@s los que me habéis pedido que por favor os cuente cómo fue nuestra experiencia en la India. Es tanto lo que hay que contar que me resultaba imposible hacerlo en un sólo post, así que he dividido la experiencia en varios posts, ¡aquí tenéis el primero! :)

¿Cómo elegimos la India? 

Tanto Ibai (mi marido) como yo hemos querido hacer siempre algún viaje de carácter humanitario, sin embargo, en la mayoría de los casos tienes que pasar al menos un mes en el destino. Nosotros no podíamos pasar tanto tiempo porque Ibai tiene sólo es mes de junio de vacaciones, y ni eso, porque gran parte de ese mes lo tiene que pasar preparándose para la pretemporada. De ahí que en los viajes que hacemos siempre nos hospedemos el lugares en los que haya gimnasio o se pueda practicar deporte.

Cuando aún estábamos pensando a dónde ir de Luna de Miel, nos hablaron sobre la Fundación Vicente Ferrer, empezamos a informarnos sobre la misma y a medida que íbamos conociendo más, más nos gustaba. Así que contactamos con la sede que tiene la Fundación en Bilbao (C/ Mazarredo, 43) y nos pusimos manos a la obra, nuestra agencia de viajes (Viajes Azul Marino) se puso en contacto con ellos e idearon el viaje. Nuestra estancia sería de tres días durante los cuáles conoceríamos y aportaríamos nuestro pequeño granito de arena en Anantapur, un municipio rural del sur de la India. En vista que nosotros sólo íbamos a visitar Anantapur y que la estancia era de tres días, no necesitábamos ponernos vacunas. Estábamos emocionadísimos con la idea de poder visitar la India y cooperar con la Fundación tanto, que hasta uno de los regalos de boda que nos hicieron nuestros amigos fue una donación a la Fundación. :)

¿Horas de viaje?

Sabíamos que tras la boda íbamos a estar agotados, además en nuestro caso, decidimos viajar a primera hora del lunes después de la boda (ahora pensamos que lo mejor habría sido salir de viaje el martes y darnos un tiempo para descansar, jeje) así que cuando empezamos a ver la cantidad de horas que eran hasta la India (una hora a Madrid, cinco horas de escala, seis horas hasta Dubai, tres horas de escala, cuatro horas hasta la India, y tres horas y media en coche hasta Anantapur a donde llegábamos por la mañana para ya ponernos en marcha), decidimos hacer una parada de tres días en Dubai y así no llegar tan agotados a la India, fue lo mejor que hicimos en ese momento, porque de hecho yo llegué incluso mala del cansancio a Dubai, y en la India nos esperaba un clima al que nos iba a costar mucho adaptarnos.

Destino Banagalore

El aeropuerto de la ciudad de Bangalore es el más cercano a Anantapur así que nuestro avión aterrizó en la ciudad que es conocida como el Silicon Valley de la India. No llegamos a verla ni conocerla, pero nos han hablado muy bien de ella. Al llegar presentamos nuestros pasaportes con los correspondientes visados, cogimos las maletas y salimos. La Fundación tiene un coche que te recoge en el aeropuerto para trasladarte a Anantapur, habíamos leído que la distancia era de cinco horas en coche, pero al llegar nos dijeron que por suerte no era tanto, sino que se tardaba aproximadamente tres horas y media de viaje. ¡Así que eso de las las 12:30 llegaríamos a Anantapur!

India Political Map

Anantapur

Una vez llegamos a Anantapur nos encontramos con Hasina, una chica natural de la zona que habíamos conocido en la sede de la Fundación en Bilbao y que habla perfectamente castellano. Ella nos trató como si estuviéramos en casa y en seguida nos fuimos hasta la que sería nuestra casita durante las próxima noches. La Fundación tiene casas en las que se hospedan todos los voluntarios y el staff extranjero de la Fundación, además tienen cantinas donde puedes ir a desayunar, comer y cenar. Así que no podíamos estar todos mejor atendidos.

rangoli india

Al llegar a nuestra casita nos encontramos con que teníamos este dibujo en la puerta, es un Rangoli, sabían que nos habíamos casado recientemente y en la cultura india es un símbolo que se utiliza para atraer la buena suerte, de forma que era una forma de desearnos buena suerte en esta nueva etapa. ¡Un auténtico detallazo que no nos pudo hacer más ilusión!

fundacion vicente ferrer

Esta era la entrada a nuestra casita. El número 26. :)  En ella teníamos una pequeña cocina, un saloncito, una habitación con dos camas y un baño completo. Muchas de las casas de voluntarios son de dos dormitorios de forma que puedes compartir casa con un compañero y hacer que la estancia sea más enriquecedora. Allí conocimos a gente de todos los ámbitos y de distintos puntos de España, ya que la Fundación recibe la visita de muchísimos voluntarios españoles. Ellos se despiertan temprano cada mañana para ir a trabajar en sus respectivos puestos de trabajo, nosotros íbamos a visitar muchos de esos puntos, así que nos los encontrábamos en la cantina en las horas de comida. De hecho al llegar, dejamos nuestras maletas, fuimos a la cantina a comer, y de ahí ya pusimos rumbo a nuestra primera visita.

Hospital Pediátrico de Bathalapalli

Nuestra primera visita fue al Hospital Pediátrico de Bathalapalli. Gran parte del trabajo que realiza la Fundación tiene que ver con la sanidad, existen muchas zonas de la India que aún carecen de buenos hospitales y servicios médicos, además las largas distancias hacen que los tratamientos sean muchas veces inaccesibles para mucha gente no sólo en lo económico sino con respecto al desplazamiento también. La zona de Anantapur es una zona rural en la que la gente tiene muy pocos medios, así que la ayuda sanitaria es esencial. En este hospital se tratan a niños hasta los 15 años. Tiene incluso un área de neonatos, con sus correspondientes incubadoras y los materiales necesarios para poder atender a los bebés prematuros.

hospital pediatria bathalapalli

Había mogollón de pequeños con diferentes patologías, pero lo cierto es que tranquilizaba ver que las madres estaban precisamente tranquilas, a su lado, recibiendo atención médica y la ayuda necesaria para que sus niños y niñas se pusieran bien. Puesto que era un hospital de pediatría, en la entrada del hospital había un puesto lleno de pelotas y juguetes para comprar y llevar a los bebés durante las visitas.

fundación vicente ferrerhospital bathalapallihospital bathalapalli

Orfanato de niñas con VIH

Tras la visita en el Hospital nos dirigimos al Orfanato de Niñas con VIH. Esta fue sin duda una de las visitas más especiales que realizamos para mí. Cada vez que lo pienso me entran unas ganas increíbles de volver. Esa tarde no nos queríamos marchar del orfanato, pudimos estar con ellas bastante tiempo, hablar (por signos, aunque entendían alguna cosa en inglés también, con ellas), bailar, abrazarlas, reírnos. Fue sinceramente increíble. ¡No tengo palabras para describirlo porque me quedaría corta!

India es uno de los países con mayor índice de personas seropostivo. De ahí que la labor de la Fundación con respecto al virus sea también muy importante. Muchas niñas y niños se quedan huérfanos como consecuencia del SIDA y no tienen a dónde acudir ya que hay orfanatos en los que no se aceptar niños y niñas infectados. Yo sólo puedo hablar maravillas de las pequeñas, en el orfanato reciben educación, pero también hay tiempo para el ocio, entre sus actividades favoritas está el baile y el canto. Así que nos hicieron una demostración a la que me invitaron a participar. Jaja. ¡No me lo pude pasar mejor! ¡Eso sí yo era un pato al lado de ellas, así que no paraban de reírse de mí cada vez que me equivocaba con los pasos! Jajajaja. ¡Me lo pasé como una niña pequeña! :)

fundación vicente ferrer fundacion vicente ferrer fundacion vicente ferrer fundacion vicente ferrer fundacion vicente ferrer vih fundacion vicente ferrer fundacion vicente ferrer vih fundacion vicente ferrer

Además les ENCANTAN las fotos, así que no nos paraban de pedir que les hiciéramos fotos, por supuesto, nos ponían sus mejores poses y caras. ¡Preciosas! :)

fundacion vicente ferrer fundacion vicente ferrerfundacion vicente ferrer fundacion vicente ferrer fundacion vicente ferrer

Centro de Deportes de Bathalapalli

Tras la visita en el orfanato fuimos hasta el Sport Centre, un espacio dedicado al deporte para niños y niñas con movilidad reducida (al menos eso pone sobre el papel porque tendríais que ver lo bien que jugaban al ping pong, al bádminton, e incluso vimos a algunos haciendo ejercicios de core y estiramientos en el gimnasio. Desde la Fundación realizan un enorme trabajo alrededor del deporte también, nos quedamos alucinados con las instalaciones y cómo les enseñan la importancia del deporte, de trabajar en equipo, de superación… Estos chicos además acuden a competiciones nacionales, ¡así que había mucho nivel! Ibai gozó como un niño pequeño. :)

fundacion vicente ferrer sports centre sports centre bathalapalli
Centro de Rehabilitación para Niñ@s con Discapacidad

Aunque no estaba previsto que lo visitáramos cuando nos comentaron que estaba cerca, no dudamos en pedir ir a conocerlo. ¡Fue otra de las experiencias que recuerdo con especial cariño de nuestra estancia! Una de las cosas que más nos llamó la atención es cómo, a pesar de tener pocos medios, los voluntarios y profesores tienen preparadas sus propias “máquinas” de trabajo. Con gomas de ruedas de bicicleta, pantalones rotos, unos elásticos y unos palos mirad lo que construyeron.

centro rehabilitacion fundacion vicente ferrer

Había diversas herramientas de trabajo para realizar todo tipo de actividades que mejorasen la movilidad y calidad de vida de los pequeños. A veces pensamos que necesitamos grandes máquinas y herramientas especializadas para avanzar, pero en la India aprendes que con ganas y esfuerzo puedes conseguir lo que quieras.

fundacion vicente ferrer

Durante nuestra visita jugamos a un juego que es de los favoritos de los pequeños, se trata de tirar una bola que tiene peso y dejarla lo más cerca posible a otra que está colocada en un punto específico de la sala. Sé que el juego tiene un nombre, pero no lo recuerdo. Se hacían dos equipos, el equipo rojo y el equipo azul. Yo tengo una puntería nefasta y no les quería hacer perder, así que jugó Ibai junto con los pequeños mientas yo me divertía viéndolos celebrar los puntos. :)

fundacion vicente fererr ibai gomez fundacion vicente ferrer fundacion vicente ferrer centro rehabilitacion fundacion vicente ferrer ibai gomez fundacion vicente ferrer fundacion vicente ferreribai gomez fundacion vicente ferrer

Fue un primer día que dio para mucho y en el que aprendimos tantas cosas… Cada vez que veo las fotos me siento increíblemente afortunada por haber podido estar ahí y por poder sacarles una sonrisa, por poder ayudarles un poco y por colaborar con la Fundación. Lo cierto es que yo tenía miedo de cómo reaccionaría yo, porque me cuesta ver y ser consciente de que pasan cosas malas en el mundo, pero al ver a esos pequeños sonreír, jugar y disfrutar, eran ellos mismos los que te contagiaban de felicidad. Y si no mirar a una de las voluntarias jugando con uno de los pequeños, no cabe duda de que te contagian de esa impresionante energía.

voluntariado fundacion vicente ferrer

Espero que os haya gustado este primer post sobre la India. ¡Nos vemos el lunes con el siguiente! :)

Si tenéis dudas o preguntas de cualquier tipo sobre la experiencia dejadme un comentario y las contestaré en uno de los siguientes posts sobre nuestro viaje. :)

Un besito enorme y feliz sábado! :)

You Might Also Like

5 Comments

  • Reply
    Sheila
    30 julio, 2016 at 10:12 am

    Holaaaa!!

    Bua Ingrid pedazo post!!! Se me han saltado las lagrimas creo que tiene que haber sido un viaje de emociones y a la vez de alegría de verles que aunque no tengan dinero para la rehabilitación como con poquita cosa hacen cosas increibles. Gracias a Ibai y a ti por ser como sois. Sois increibles. Ojala hubiera mucha mas gente como vosotros!!

    GRACIAS GRACIAS GRACIAS

    P.D. la operación que te comenté ha salido todo bien estoy con dolores pero con post como estos mi operación queda en un segundo plano.

    Un besazooooo

  • Reply
    Diana
    30 julio, 2016 at 10:30 am

    Hola Ingrid
    Increíble post, con ganas de lunes para leer el siguiente.
    Debió ser una experiencia fascinante y que nunca olvidaréis, verles así de felices, sonriendo y disfrutando hace que la experiencia sea mucho mejor y que no estés triste (aunque he de admitir que alguna lágrima se me a escapado al leer el post) y ver que con lo poco que tienen hacen cosas increíbles por poder ayudar a los niños
    Besos y disfrutar del fin de semana

  • Reply
    Marta
    30 julio, 2016 at 5:09 pm

    Me ha encantado este post sois geniales y encantadores, creo que es un viaje muy especial y emocionante del cual puedes aprender muchas cosas. A mi me gustaria hacer un viaje a la India, para ayudar etc…
    Muchoooos besooos parejaaa!!!!!!💋💋💋

  • Reply
    Lorea
    31 julio, 2016 at 1:54 pm

    Hola guapa! El post es una maravilla pero por que no haces lo mismo para youtube.? Se que tienes un canal y si arias lo mismo pero en youtube yo creo que ganarías más pero esta estupendo el post y el blog. Un beso guapa

  • Reply
    Aurora
    15 octubre, 2016 at 1:47 pm

    Qué bonito! Mi familia y yo hemos tenido apadrinado un chico de Anantapur hasta que ya es adulto y jamás he visto tanto agradecimiento por nuestra ayuda a su familia. La fundación es genial, la aconsejo. No cuesta nada ayudar

  • Leave a Reply

    Próximamente…

    X